martes, 10 de febrero de 2009

EL DIA DE LA JUVENTUD:


(Una Mirada desde La Victoria, Los Valles del Tuy y La Guaira. 1814)

Por: Suzuky Margarita Gómez Castillo.
Maestra en Historia.
Fecha: 12-02-07

“Juventud, divino tesoro,
¡Ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro…
Y a veces lloro sin querer.

Canción de Otoño en Primavera.
Rubén Darío

A manera de introducción:

Nos reunimos hoy para recordar en este recinto el Centro de Estudios Latinoamericanos y del Caribe Rómulo Gallegos, uno de los “actos” más significativos de nuestra gesta heroica de independencia que renace bajo el epónimo de “Día de la Juventud”, en su (60 aniversario) y que intenta sintetizar parte de la campaña terrestre que condujo nuestro libertador “Simón Bolívar” y con el sus comandantes de batallón entre los cuales destaca la historiografía la joven figura del General en Jefe de la Independencia de Venezuela “ José Félix Rivas” el cual Nació en Caracas el 19 de Septiembre de 1775 y murió ejecutado, el 31 de enero de 1815.

Sin embargo, cuando se tiene la responsabilidad y la oportunidad de intervenir en este tipo de encuentro surgen interrogantes tales como: ¿Qué tópico especifico tocar? ¿Cuál es el mensaje que debo llevar para ser recordado?. Entonces se asume el compromiso en primer lugar de establecer a manera de síntesis un recorrido por el contexto histórico y realizar algunas reflexiones sobre los vacíos y la distancia que promueve en algunos casos la historiografía heroica del ciudadano de hoy igualmente luchador y que tiene la dura misión de construir la republica y destacar primordialmente el papel que tiene la juventud, dentro de esta nueva batalla que es construir una patria nueva.

Contexto histórico de La Victoria y Los Valles del Tuy, 1814:

José Félix Rivas se incorporó al movimiento independentista que estalló en Caracas en 1810. Fue uno de los miembros de la Junta Suprema que se organizó para gobernar a Venezuela, luego de la deposición de Vicente Emparan. Al finalizar la Campaña, Ribas fue nombrado Gobernador Militar de Caracas y en su ensayo por defender la capital de la irrupción realista, tuvo que salir a dar la batalla contra Miguel Salomón, a quien sometió en Vigirima. De allí siguió rumbo a Valencia y de esta ciudad a la línea del sitio en Puerto Cabello, donde izo usufructo de los fuertes de Trincherón y San Luís. En diciembre de 1813, José Félix Ribas se hizo correspondiente de la Orden de Los Libertadores, recién creada por Simón Bolívar.

En 1814 Libre Boves de toda resistencia, como resultado de su triunfo en el sitio denominado La Puerta (3 febrero), dividió sus fuerzas en tres pilastras: la primera estaba comandada por Francisco Tomas Morales y su misión era marchar a Caracas por la Victoria; la segunda liderizada por Francisco Rosete, también debía llegar Caracas pero marcharia por los Valles del Tuy mientras que la tercera estaba designada como reserva en Villa de Cura, de su poderío personal . Estas acciones promoverán decisiones en el General Rivas el cual ordena movimientos hacia La Victoria, Charallave y Ocumare, mientras el General Bolívar se dirige a San Mateo. De Caracas se moviliza el General Rivas con un pilar de 1500 hombres (jóvenes reclutados en la Universidad de Caracas así como en el Seminario de la misma ciudad) para establecer la defensa de La Victoria.

El 12 de febrero se ordena el ataque a Morales el cual resulta exitoso y Ribas regresa a Caracas y marca una marcha esta a Los Valles del Tuy, donde se enfrento Rosete la batalla de Charallave (20 de febrero) y Ocumare (20 Marzo). A la par Bolívar impugnaba el ataque de Boves delante se sus tropas esto ocurrió entre el 28 de febrero y 25 de marzo.

¿Y qué pasaba en La Guaira, 1814?

Mientras que en La Victoria, Los Valles del Tuy y San Mateo, , escenificaban las batallas ya mencionadas, en los fortines de La Guaira, hoy estado Vargas, se instruían los planes para ejecutar a más de 518 reos españoles. Ya que, el General en Jefe Simón Bolívar había dispuesto el año anterior "pasar por las armas a todos los españoles y canarios presos en las bóvedas del puerto". Tal como indica el historiador, Enrique Rivodó, en su libro "Compendio de apuntes y tradiciones de La Guaira", entre el 13 y el 16 de febrero de 1814 se ejecutarían en los fortines unos 518 presos españoles y canarios, para hacer cumplir "La Proclama de Guerra a Muerte" de El Libertador.

Este decreto lo había firmado el Libertador Simón Bolívar y dado a conocer un año antes en la ciudad de Trujillo, el 15 de junio de 1813, como réplica ante los cuantiosos crímenes efectuados por Domingo de Monteverde, Francisco Cervériz, Antonio Zuazola, Pascual Martínez, Lorenzo Fernández de la Hoz, José Yánez, Francisco Rosete y otros jefes realistas luego de la caída de la Primera República en 1812. Considerables patriotas, al derrumbarse la Primera República, fueron a dar a las calabozos de La Guaira. No obstante, Francisco Javier Cervériz, comandante militar de La Guaira, permitió a varios de ellos obtener libertad posterior al precepto de Domingo de Monteverde y bajo la precaución de José Rodríguez Barroso.
La mortandad de los republicanos por parte de los jefes españoles causo horror y rechazo en personajes partidarios de los principios monárquicos. Bolívar, en su Campaña Libertadora de 1813, había sido informado de la conclusión de crueles homicidios de patriotas y apropiación de sus bienes, lo que le llevó a enunciar el 8 de junio en Mérida: "Nuestro odio será implacable y la guerra será a muerte". La proclama y el decreto a muerte finaliza de la forma subsiguiente: "...Españoles y canarios, contad con la muerte, aun siendo indiferentes, si no obráis activamente en obsequio de la libertad de Venezuela. Americanos, contad con la vida, aun cuando seáis culpables". Esta proclama movió el sentimiento de identidad en las filas patriotas y sería, un año después, la sentencia de muerte para los españoles y canarios que cayeron presos en la plaza militar de La Guaira.
El 13 de febrero de 1814, el comandante de La Guaira, Leandro Palacios, informó al Libertador "En obediencia a su orden expresa se ha comenzado la ejecución de los presos españoles y canarios reclusos en las bóvedas de este Puerto, pasándose por las armas esta noche a cien de ellos". El 14 de febrero fueron ejecutados unos 150, el 15 de febrero 247 y el 16 de febrero el resto de los que estaban en los fortines. Juan Bautista Arismendi notificó posteriormente a Bolívar que se han ejecutado a 800 presos. Este fue uno de los pocos actos en los que Bolívar hizo cumplir el Decreto de Guerra a Muerte.
Consideraciones Finales:

Nos encontramos en un mundo en constante cambio donde todo se nos promueve solidario, sin embargo, al mismo tiempo estamos en un constante conflicto y librando duras batallas, desde el momento que nos levantamos pasamos por el gran desafío de aportar diariamente nuestro grano de arena para crear comunidades solidarias y redes sostenibles que nos permitan incorpóranos a esta gran lucha que libramos todos los venezolanos en la dura tarea ciudadana de mantenernos independientes y que el fuerzo realizado durante la gesta de independencia no desmaye ante los abetares del capitalismo y del consumismo.
Señalados hoy día en enemigos feroces: como el uso y abuso de las armas de fuego, que no se levantan para la batalla de defensa de nuestra patria, sino que se utilizan para mellar la vida de miles compatriotas, hombres y mujeres útiles al país, por otra parte, debemos formar columnas dirigidas por cada uno de ustedes, con la finalidad de realizar un frente común contra el consumo ilícito de drogas, contra la perdida de urbanidad y buenas costumbres pero sobre todo contra la perdida de proyectos de vida, ya que la misión central de todos los jóvenes esta en promover y solicitar un papel diferente, mas activo, ligado a su marco de vida, donde su voz se sienta y se exprese en términos de aspirar y lograr una igualdad en sus derechos y deberes, esto traducido en justicia y equidad; donde la batalla sea por nuevos y distintos logros en educación , justicia, paz, seguridad, ambiente, participación…donde todos formemos un colectivo y donde la meta este en tener un país de todos y para todos.

Felicidades en su día, en nuestro día, en el día de todos los venezolanos, por que la juventud no se avizora en el paso de los años, sino en el ideal de aportar nuevas ideas y trabajar en la búsqueda de una patria grande. Gracias a todos

1 comentario:

Carlos dijo...

Hola Margarita. Te escribo para agradecerte que hayas puesto un enlace a mi blog en el tuyo.

Saludos

El Congreso de Historia Regional de Miranda presenta Actualidad

Loading...

Observaciòn Participante/Por: Suzuky Gòmez

Calle Bogotana Centro

Calle Bogotana Centro
Foto tomada por: Lic. Rodrigo Berrios, durante su participación en el Congreso Nacional de historia en Colombia

Fabrica de Arepas en Colombia

Fabrica de Arepas en Colombia
Foto: Lic. Rodrigo Berrios

Te Sugiero ver:



Si nuestro planeta es tan extenso ¿por qué aún no encuentro mi propio lugar?

a href="http://www.blogfesor.org/directorio" target="_parent">

III Congreso de Historia Regional en Miranda, 22 y 23 de enero de 2009

Frida Kalho...intensa

Pinguinos