domingo, 10 de junio de 2007

Una mirada a la Perspectiva Delictiva en Maracaibo a Fines del Siglo XIX, desde su Prensa Local.

Por: Mary Veliz

Perspectiva Delictiva

En atención a los abusos y atropellos de que ahora y siempre han sido víctima la ciudadanía, hay denuncias a diario publicadas en la prensa. Es tanta la importancia que esta sociedad le da al civil, que si para llevar la reforma que propone el ciudadano gober-nador, es preciso un tren policial compuesto de gente idónea, honrada y educada que cumpla y haga cumplir la Ley.
Es así como la lucha contra el crimen, el cual ha sido una conducta generalmente atri-buida a las clases bajas. Por eso y contraindicación radical, se invirtió tanto esfuerzo en estudiar la delincuencia de las clases altas. Nuestra tendencia olvidó la trascendencia que tienen, especialmente para los de menores recursos, los objetos que con tan gran esfuerzo adquieren para su modestísimo confort. No nos convertimos en una vanguardia intelectual, con un escaso contacto real con los pobres, lo que nos impedía conocer esto.
Finalmente, se observa que la seguridad ciudadana ha dejado de ser un bien público o, en sentido de que la vida de las sociedades, tiene su funda-mento en la armonía y el orden, la justicia y la libertad y sin un tren policial destacado, jamás se podrá resolver la protección y el resguardo de la comu-nidad.

Prevención del Delito


El Estado Venezolano, carece de un estatuto preventivo, dejando como secuela, que cada región tenga la facultad de promulgar su propia legislación policial. En este sentido, se hace necesario revisar la Ley de Policía Regional sancionada por el Consejo Legislativo del Estado Zulia, generando como consecuencia la derogación del Código de Policía.
La Ley tiene como objeto organizar y velar por el funcionamiento de la Policía Regional del Estado Zulia, así como coordinar actividades que posteriormente sean ejecutadas por las Policías del Distrito. Asimismo, regular la actividad y procedimiento que debe cumplir la misma.
La prevención consiste en preparar o disponer lo necesario anticipadamente para evitar un riesgo o la materialización de un determinado cuento en el futuro; en esta investigación, la prevención sería la suma de políticas tendientes a impedir el surgimiento o avance de la criminalidad. Dentro del marco de la prevención y control del delito, la participación ciu-dadana tiene un sentido de pertinencia y un espacio para actuar y deliberar conforme a su particular concepción del mun-do y sus intereses, capaz de formar parte de lo político y social para una mejor con-vivencia de la comunidad.

EL ANDARIEGO
La Criminalidad en Maracaibo, Actual estado Zulia

Teniendo en el gobierno hom-bres de la talla del doctor Andueza Palacios, que a todo lo que encierra un elemento de empuje de progreso, le da vida para gloria de los pueblos que gobierna y honra de él y de sus hijos, siempre son bendecidos no sólo por los pueblos donde han sembrado la semilla del bien, sino que también merecen el aplauso de las naciones extranjeras con sus liberales actos hijos de un corazón grande y magnánimo.
Esto decimos porque, cono-ciendo el deseo ardiente de saber que muchos hijos de este padre pueblo tienen y, sometidos como están al yugo de una aguda pobreza carecen de estos recursos que son indispensables para llegar a satisfacer sus nobles aspira-ciones y es de esperar que los jóvenes que no logran per-feccionar sus facultades, gene-ralmente se unen a grupos para hacerse delincuentes. “Por un cajista sabemos que entes de ayer tarde fue herido un muchacho por otro con un re-vólver, es necesario que los padres tengan cuidado en esto con los hijos porque trae consecuencias fatales a ellos mismos...” (El Andariego, Maracaibo: Febrero 18, 1891).
Estos seres ocultos podrían tal vez ser genios interceptados por las sombras de la miseria. El gobierno nacional, en vista de que esos jóvenes no tienen la posibilidad de llevar a cabo sus aspiraciones, han meditado en tal sentido para favorecerlos, y a que los colegios donde se han hecho estudios, sabiendo que la teoría debe unirse a la práctica y poco se practica por falta de aparatos o por cualquiera otra circunstancia. Otros a los que la fortuna los ha favorecido han ido a Paría, a New York y otras partes donde han sacado frutos. Así convendría que unos o más jóvenes fueran favorecidos por el gobierno, dirigiéndolos por cuenta de la nación a recibir la instrucción que les es imposible recibir por sí solos. Cuánto ganaría el digno Presidente de la República con esa acción.
“Ayer tarde a las dos y media tuvimos informes de que el General Tinedo hirió a José de los Santos Camarillo, dejándole muerto en el instante, por haber ido a atacar a su casa, a la hora en que escribimos esto, ignoramos otros detalles y pen-samos en lo lamentable de estos tristes acontecimientos, cues-tión de muy alta trascendencia para el Zulia. Se oyó en audien-cia pública ante el juzgado ayer, el crimen del General Tinedo Velazco, donde se le hicieron los cargos relativos a la causa que se le sigue por homicidio perpetrado en la persona de José Camarillo” (El Andariego, Maracaibo: Marzo 15, 1891).


Los Focos de Corrupción que dan Vida a los Desocupados

Debe el gobierno hacer que se destruyan o por lo menos reglamentarlos de tal manera que, los salones de juegos de azar deben ser eliminados. En ellos el hombre se pierde y pierde la familia, pierde la juventud porque la vida ma-terial como la espiritual se pier-de con mayor facilidad. En ellos pierde la consideración de la sociedad y pierde hasta el pan de sus hijos. Por eso los gobiernos inspirados en el bien de los pueblos, deben perseguir las casas de juego.

El Gobierno del Zulia es débil en sentido material, pero coloso en el sentido moral.

A partir de esta reflexión, es importante señalar algunos resultados obtenidos en la investigación sobre las autori-dades policiales de Maracaibo en materia de prevención del delito, cuyo organismo de ca-rácter público, busca evitar la criminalidad y sus consecuen-cias sobre la base de la partici-pación de la comunidad edu-cativa; a fin de evitar la inac-tividad y la criminalidad de la sociedad. La Policía del Distrito tiene como función: Brindar se-guridad, esto quiere de-cir, que la seguridad es un servicio para resguardar la vida y bienes de los ciudadanos, donde la Policía debe servir de enlace en relación a otros órganos de seguridad.

EL ANDARIEGO
Diario de la Mañana
Maracaibo: Marzo 24, 1891



El sábado 7 de los corrientes, la Aldea Cúcuta [El Pueblo] que dista una milla de esta población, fue teatro de una desgracia, en parte bastante lamentable.
Vivía allí un tal Florentino Gutiérrez, quien cobijado por el santo manto de la Regenera-ción, se había consagrado desde que empezó la justa revolución de 1884 a darle rienda suelta a sus desenfrenadas pasiones político en sanguinarias. No se escapaban de sus guerras ni sexos ni edades llegando hasta el extremo de dar muerte a dos padres de familia.
Los huérfanos resolvieron vengar la muerte de sus queri-dos padres y de este modo po-ner en cubierto su vida amena-zada también por el puñal del homicida. En la noche del día arriba citado, estando los huér-fanos en una tienda llegó Gutiérrez con el Alcalde señor Francisco J. de Prada y aquel por su propia cuenta quiso desarmar aquellos, quienes poniendo en práctica lo ofre-cido respecto de vengar la muerte de su padre, hicieron fuego y cinco minutos después, ya Gutiérrez estaba en el otro barrio. Prada quiso cumplir con su deber, pero los huérfanos queriéndose librar de la horca, arrancaron a la sociedad tan preciosa vida.

Enlace Comunitario

La comunidad organizada den-tro de los municipios y parroquias, desempeña un rol determinante en las políticas gubernamentales que cada Es-tado debe manejar como estra-tegia para articular la seguridad ciudadana.
Evidentemente, existe la nece-sidad de hacer frente a la inseguridad en los lugares don-de ella se experimenta, asu-miéndose que mediante la in-corporación de las potencia-lidades de las personas orga-nizadas en el territorio local, se podría incrementar los niveles de control social, generando así una disminución de las acti-vidades antisociales en el inte-rior de barrios y sectores resi-denciales. Ante esta for-mulación, se debe empezar por organizar a los miembros de cada colectividad, constitu-yendo un recurso para el logro de formas de prevención más integrales y eficaces, buscando con ello promover la confor-mación de sus propias redes de relaciones y organizaciones, fomentando los vínculos entre las comunidades con los cuer-pos policiales y distintas insti-tuciones de la región.
En pro del desarrollo y la seguridad, se ejecutan meca-nismos que permitan al Gobier-no Regional prevenir desde la comunidad, las condiciones delictivas y de inseguridad; promoviendo así la integración, la solidaridad y el apoyo de la comunidad para que ésta logre su propio bienestar.

El Criterio de Caracas
Maracaibo: Octubre 29
de 1891

Incalificable. Ya está dado el primer paso en el camino del crimen y el primer atentado se ha consumado.
En la mañana de hoy ha salido de su casa de habitación y conducido en tren expreso para La Guaira el doctor Rojas Paúl, Presidente Constitucional de Carabobo y miembro del Sobe-rano Congreso de la República.
¿Qué motivo ha tenido el Gobierno Nacional para lanzar del territorio patrio a ese ciudadano?.
¿En qué se ha fundado el Gobierno para llevar a cabo la expatriación de una de las personalidades más connotadas del partido revolucionario reha-bilitador?
Hasta ahora el público no conoce ni esa ley ni esos motivos. Sabe únicamente que el Gobierno trabaja entre las sombras por ver si quita del medio a los hombres que pueden oponerle obstáculos insuperables a sus ideas de usurpación. Ya el primer paso está dado, el segundo no nos cojerá por sorpresa; después del primero, no es fácil retroceder, es preferible descender todo lo posible, llegar hasta la cima.

EL CRONISTA
Maracaibo: Diciembre 17
de 1894

INCENDIARIO. La Policía re-dujo a prisión ayer a Julio Ló-pez, a quien se acusa de haber incendiado una casa en La Ranchería y según quien nos dio este informe, López tenía apetito desordenado de incen-dios, porque quería proceder del mismo modo con otra casa. El Tribunal de Justicia dictará el merecido castigo del atroz delincuente.


EL CRONISTA
Maracaibo: Mayo 26 de 1896


MALAS noticias. – Lamenta-bles sucesos se nos comunican en la correspondencia que pu-blicamos al pie de estas líneas, siendo para nosotros muy sensible la que nos habla de la muerte de nuestro muy esti-mado amigo Ezequiel Rodrí-guez.
Puso fin a esa preciosa exis-tencia un individuo ebrio: fue asesinado por los criminales Fidel y Alejandro Castillo.
Lástima grande que haya tenido tan trágico fin quien por sus eximias cualidades, con-quistó altos merecimientos, como Jefe de una familia, como ciudadano correcto y como amigo.


EL CRONISTA
Maracaibo: Agosto 12
de 1896

DOS heridos. – En la mañana de hoy, riñeron a mano armada José del Carmen González y José Antonio Roo, en la calle de la Nueva Marina.
Según hemos oído referir el ciudadano de apellido Roo, había castigado a la madre de González y este último al encontrarse con aquel, le disparó dos tiros con los cuales le hirió en la cabeza y en la tetilla derecha; Roo se le fue encima a su adversario con un puñal y le hirió también, quedando ambos en estado de gravedad.
Nuestro colega, El Fonógrafo de hoy, al referirse a este hecho, dice que “los agresores se atacaron en el medio de la agrupación de gente que allí había y donde por lo mismo, los disparos han podido causar muchas desgracias; pero que lo que hay de más grave en el asunto, es que, según dice también, todo esto ocurrió a presencia de dos agentes de Policía que se hallaban en el lugar de los sucesos desde que éstos participaron y a quienes se acusa de no haber cumplido con su deber de impedir la agresión criminal, pudiéndolo haber hecho muy a tiempo”.
¿Recibirán los agentes el castigo que merecen o conti-nuarán en el ejercicio de sus funciones?

CONCLUSIONES

La seguridad es un factor auxiliar del bienestar social que permite ser un regulador de la calidad de vida de los ciudadanos, lo cual indica que la asimilación del concepto de seguridad no debe circunscribirse sólo a la prevención o persecución del delito, “sino orientada a promover la salva-guarda y garantía de todos los derechos humanos". (Provea; 2000/2001, 293).
Los niveles de inseguridad no se van a poder disminuir sin la ayuda de los ciudadanos. La comunidad es un elemento importante en el manejo y resolución de conflictos ya que es la afectada, por lo que debe tener pleno conocimiento de quienes son las instituciones que prestan un servicio de seguridad ciudadana.
A través del desarrollo de los programas llevados a cabo por la Secretaria de Promoción y Prevención Ciudadana, se observa que existe receptividad por parte de la comunidad, a pesar del temor que ello puede significar, siempre en la búsqueda de lograr un buen ciudadano.
La escasez de recursos económicos para el mantenimiento de la infra-estructura, las unidades policiales, equipamiento de mobiliarios, cursos de formación y capacitación de los funcionarios, entre otros, constituyen una de las necesidades básicas pata un mejor desempeño policial.
De esta manera, el control comunitario se va haciendo y creciendo en forma circular, lo que conlleva a la dispersión del control social, en el entendido que el control es visto o percibido como la participación de las comunidades en los conflictos sociales que le son propios.

RECOMENDACIONES

- Se propone revisar y a la vez crear las políticas públicas eficaces e integrales que ayude a la formación de una línea de prevención y control del delito. Asimismo estudiar dichas políticas conforme a la cultura, idiosincrasia, costumbre que cada región tenga.
- Se recomienda aumentar las actividades de carácter educativo como: charlas, talleres y conferencias, entre otras, que permita elevar el nivel de convivencia entre los ciudadanos y los diversos órganos gubernamentales (Secretaría de Defensa y Seguridad Ciudadana; Policía Regional, Municipal) como mecanismo de control social formal.
- Se sugiere revisar las políticas que tiene el Estado para paliar el desempleo e incorporarlo en la población económi-camente activa logrando así desarrollar las potencialidades humanas evitando que la sociedad entre en un espacio de ocio e improductividad.
- Se recomienda a capacitar e impulsar reformas profundas de su estructura y funcionamiento a los funcionarios para optimizar su labor hacía la comunidad. Se plantea una relegitimación de las instancias policiales que pueda borrar la acostumbrada desconfianza que siente la comunidad por parte de este órgano.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS


Constitución Nacional

Diario El Andariego (Microfilmaciones)

1. Maracaibo: Febrero 18 de 1891

2. Maracaibo: Marzo 15 de 1891

3. Maracaibo: Marzo 17 de 1891

4. Maracaibo: Marzo 24 de 1891

5. Maracaibo: Octubre 29 de 1891


Diario El Cronista (Microfilmaciones)

1. Maracaibo: Diciembre 17 de 894

2. Maracaibo: Mayo 26 de 1896

3. Maracaibo: Agosto 12 de 1896

1 comentario:

melaine dijo...

me parecio muy interesante todo lo publicado, en especial lo referente al trabajo comunitario,,soy estudiante de derecho y mis compañeros y yo estamos haciendo un proyecto sobre la ordenanza de convivencia ciudadadana,la cual esta vinculada mucho a lo publicado,,,

Observaciòn Participante/Por: Suzuky Gòmez

Calle Bogotana Centro

Calle Bogotana Centro
Foto tomada por: Lic. Rodrigo Berrios, durante su participación en el Congreso Nacional de historia en Colombia

Fabrica de Arepas en Colombia

Fabrica de Arepas en Colombia
Foto: Lic. Rodrigo Berrios

Te Sugiero ver:



Si nuestro planeta es tan extenso ¿por qué aún no encuentro mi propio lugar?

a href="http://www.blogfesor.org/directorio" target="_parent">

III Congreso de Historia Regional en Miranda, 22 y 23 de enero de 2009

Frida Kalho...intensa

Pinguinos